Una Navidad de proximidad, oxígeno para la economía andaluza

Andalucía ha comenzado la Navidad en plena desescalada de las restricciones puestas en marcha por la Junta para controlar el avance de la pandemia. Liberación de movimiento entre las ocho provincias y apertura de horarios para tiendas, bares y restaurantes. Unas semanas de oxígeno para la hostelería y el turismo, dos de los sectores más afectados por esta crisis.

Comprar los regalos en el pequeño comercio, salir a comer al bar de la esquina o aprovechar los días de descanso para visitar los pueblos de alrededor puede suponer un importante impulso para la economía andaluza que cierra el 2020 con una caída de su PIB que ronda entre el 10% y el 14%. Alrededor de 20.000 empresas han tenido que echar el cierre definitivo por la crisis, lo que supone que unas 70.000 personas han perdido su empleo. Esas son las principales cifras que deja la pandemia en Andalucía a la espera de la vacuna.

El avance de la vacunación será clave para la recuperación económica que se espera que comience a lo largo del 2021, pero no dependerá solamente del ritmo de vacunas que se alcance en España, para Andalucía será crucial el desarrollo que se realice en países como Alemania o Reino Unido, principales emisores de turistas hacia la región.

Precisamente, hacia Reino Unido también mira en los últimos días con cierto recelo la economía andaluza, pues a la incertidumbre de la entrada en vigor del Brexit, que puede suponer para la región pérdidas de más 1.200 millones de euros, se ha sumado la aparición de una nueva cepa de Covid-19 más agresiva que la anterior. Mientras media Europa cancelaba de forma preventiva los vuelos con el país británico, aeropuertos andaluces como el Málaga seguían recibiendo aviones ingleses.

Una vacuna esperada como motor de aceleración económica, que sin embargo, parece que no todo el mundo está dispuesto a ponerse. Tanto es así, que la Junta de Andalucía se plantea incluso la puesta en marcha de una especie de certificado de vacunación que permitirá a los andaluces acciones como viajar, acudir as eventos multitudinarios o incluso acceder a monumentos como La Alhambra.

A pesar de los avances científicos y de las decisiones que tome uno u otro Gobierno, esta pandemia nos ha enseñado que la responsabilidad social es crucial para determinar su avance y por ende sus consecuencias. Dependerá de donde invirtamos nuestro dinero en estas fechas si el pequeño comercio logra o no ese empujón que tanto de necesita para cerrar este complicado año. De la misma manera que dependerá de nuestro comportamiento en Navidad la evolución de esa temida tercera ola que los expertos avanzan que podría llegar antes de lo que nos esperábamos.