Andalucía despide 2020 con 20.000 empresas
menos y una caída del 14%

La región, que ha sido una de las más castigadas por la crisis económica derivada de la pandemia, encara el año nuevo con el reto de incrementar un 7% su PIB, lo que supondría el dato más elevado de crecimiento desde 1980

Andalucía ha sido una de las comunidades más azotadas por las consecuencias económicas derivadas de la pandemia del coronavirus. La alta dependencia del turismo y la mermada actividad industrial han provocado que la caída de la economía sea notablemente superior a la que han registrado otras regiones.

El 2020 comenzaba en Andalucía con un crecimiento de la economía alrededor del 1,5% y previsiones de seguir al alza, pero en marzo,el Covid-19 devastó todas las estimaciones. Tras nueve duros meses de pandemia, la región cierra el peor año de su historia reciente con alrededor de 20.000 empresas menos, lo que supone más de 70.000 empleos destruidos. La caída del PIB ascenderá hasta el 14% según la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEM) y se quedaría en un 10% según la Junta.

ENERO
El Gobierno del cambio cumple un año de mandato y la economía andaluza crece un 1,5%
El 2020 comenzó con cifras positivas en Andalucía, la economía había crecido casi un 1,5% con respecto al año anterior y las previsiones apuntaban a una tendencia al alza durante todo el ejercicio. En enero cumplía un año el Gobierno de coalición formado por PP y Ciudadanos con el apoyo de Vox, la primera vez en la Democracia que el PSOE perdía la presidencia. Ahora, el que se denominó como el “gobierno del cambio” afronta el ecuador de su legislatura con el reto de hacer crecer la economía andaluza y recuperar las cifras que se venían registrando antes de la pandemia.

FEBRERO
Los agricultores andaluces se echan a la calle para luchar por la supervivencia del sector
Tras varios años arrastrando caídas consecutivas de precios y haciendo frente a los vaivenes de la política de comercio internacional, el campo andaluz dijo basta y comenzó una intensa lucha para garantizar la supervivencia de un sector clave de la economía, que da empleo a unas 280.000 personas y supone el 10% del PIB de la región. Cientos de tractores en las carreteras malagueñas y granadinas y multitudinarias protestas en todas las provincias fueron las escenas más repetidas. Organizaciones, agricultores y cooperativas unieron sus fuerzas para tratar de salvar al sector.

MARZO
El coronavirus hunde la economía andaluza y la región vuelve al millón y medio de parados
Ninguna previsión hacía presagiar lo que pasaría el tercer mes del año. El 14 de marzo el Gobierno aprobó el Estado de Alarma y el confinamiento domiciliario que frenó en seco la economía andaluza. Las empresas bajaron la persiana para controlar la pandemia y la región retrocedió de golpe siete años acercándose de nuevo a la temida cifra del millón y medio de parados. El Gobierno andaluz, que al inicio del año manejaba unas previsiones de crecimiento del PIB del 1,9%, tuvo que reestructurar sus presupuestos para hacer frente a dos grandes batallas: la sanitaria y la económica.

ABRIL
El confinamiento cancela la primavera festiva por primera vez desde la Guerra Civil española
La primavera de 2020 quedará marcada en la historia como la primera sin fiestas. La portada de la Feria de Sevilla se quedó a medio montar, una imagen que serviría de preámbulo para lo que quedaba de año. Solo la Feria de Abril genera un impacto económico de 900 millones de euros, unas pérdidas a las que se sumo la cancelación de la Semana Santa, los Patios de Córdoba, las Cruces de Granada y el resto de festividades previstas, no solo en primavera sino en todo el año. Empresarios del sector de los eventos, feriantes y hosteleros fueron los principales afectados.

MAYO
Las playas abren al público, pero los hoteles siguen cerrados y el desempleo va en aumento
Con la curva de contagios de la primera doblegada, a finales de mayo las 300 playas y 100 calas de Andalucía abrieron al público con importantes medidas de seguridad. La Junta de Andalucía contrató a 3.000 vigilantes para garantizar el cumplimiento de las medidas establecidas. Mientras las playas recibían a los primeros bañistas, los hoteles continuaban cerrados y con las esperanzas puestas en que el turismo nacional lograra amortiguar las pésimas previsiones. Así sucedió en algunas provincias como Cádiz, pero no en otras como Málaga, que depende principalmente del extranjero.

JUNIO
Las empresas andaluzas comienzan a retomar su actividad tras los meses de confinamiento
Con el final del primer estado de alarma, terminó también la hibernación de la economía, el más de medio millón de empresas andaluzas comenzó a levantar la persiana de nuevo para reactivar su actividad en una nueva y compleja normalidad. Los ERTE, que rozaban los 97.000, comenzaron a diluirse y los 90.000 empleados afectados por ellos empezaron poco a poco a reincorporarse a sus puestos de trabajo. No todas las empresas corrieron la misma suerte y alrededor de 20.000 se quedaron en el camino.

JULIO
La pandemia amenaza al 50% del sector aeronáutico y los trabajadores se manifiestan
Con el turismo congelado a nivel internacional, el sector aeronáutico también frenó su actividad poniendo en riesgo a más de la mitad de esta industria centenaria en Andalucía. La Junta de Andalucía, los empresarios y los sindicatos se unieron para reclamar un plan de choque que lograra evitar que la reducción de la producción de Airbus en un 40% afectara a todas las industrias auxiliares, compuesta por 124 firmas, la mayoría de ellas ubicadas en Cádiz y Sevilla. Los ERE y los despidos se han ido repitiendo en muchas de estas compañías como Alestis o LTK.

AGOSTO
Los hoteles se quedan casi vacíos en el peor verano de su historia con pérdidas millonarias
Agosto, como el resto del verano, ha sido nefasto para el sector turístico, sobre todo en las provincias con mayor dependencia del turismo internacional, como es el caso de Málaga. Los rebrotes, las cuarentenas impuestas por algunos países y las limitaciones de otros provocaron una caída sin precedentes del turismo internacional de más del 75%, lo que ha dejó la ocupación de los hoteles andaluces a menos de la mitad en plena temporada alta. En el mes de agosto la comunidad recibió 1,2 millones de visitantes, lo que supone un 47% menos que en 2019.

SEPTIEMBRE
La incertidumbre marca el inicio del curso escolar, primer gran reto de la nueva realidad
Después de un verano con cierta relajación, la incertidumbre volvió a apoderarse de la sociedad. El inicio del curso escolar se estableció como el primer gran reto de la nueva normalidad. Una vuelta a las aulas de manera presencial, con mascarillas y con importantes medidas de seguridad. Casi dos millones de alumnos, entre escolares y universitarios, retomaron sus clases en los más de 8.000 colegios andaluces. El miedo, las protestas y algunos cierres preventivos marcaron los primeros días de clase, tres meses después el 99% de los cetros educativos está libre de Covid-19.

OCTUBRE
Las exportaciones marcan un superávit de 2.097 millones de euros a pesar de la pandemia
Con fronteras cerradas y países parados al completo durante los meses más duros, el comercio exterior andaluz, que el año pasado generó ventas por valor 31.738 millones de euros, también se ha visto resentido. En concreto, las exportaciones alcanzaron en los primeros ocho meses del año los 18.385 millones de euros, lo que supone un descenso del 15,8% respecto al mismo periodo de 2019. A pesar de la caída, los datos no fueron del todo negativos y el sector exportador andaluz generó entre enero y agosto de 2020 un superávit comercial de 2.097 millones de euros.

NOVIEMBRE
Las restricciones dan la puntilla a la hostelería con una caída de la facturación del casi el 60%
La hostelería está siendo uno de los sectores más afectados por la pandemia, las restricciones puestas en marcha en noviembre por la Junta de Andalucía para controlar el avance del virus dieron la puntilla a muchas empresas que llevaban ocho meses acumulando pérdidas. Los bares y restaurantes andaluces dan el 2020 por perdido y estiman que una caída media de la facturación de más del 60% con respecto al año pasado. Desde horeca estiman que el 25% de las empresas tendrá que echar el cierre definitivo, lo que supone alrededor de 125.000.

DICIEMBRE
Andalucía vive su Navidad más compleja y encara el 2021 con el reto de crecer un 7%
En plena desescalada de las restricciones, la Navidad llega a Andalucía con el propósito de servir como tabla de salvación a sectores tan duramente azotados como el comercio y la hostelería. La ampliación de horarios y el reclamos de la iluminación navideña pretenden impulsar las ventas en los últimos días del año. Con una caída del PIB que rondará finalmente entre el 10% y el 14%, Andalucía encara el 2021 con la esperanza de que el avance en los planes de vacunación contribuya a conseguir el reto de aumentar su PIB un 7%, lo que supondría el crecimiento más fuerte desde 1980.