Reforzará el liderazgo de la compañía en el proceso de cambio en la alimentación

Danone ha nombrado como nuevo director general para Iberia a Daniel Ordóñez, que hasta la fecha ocupaba la posición de Senior VP Chief Growth Officer de la división de productos lácteos y de origen vegetal a nivel mundial. Ordóñez asume la dirección de las tres filiales de Danone en España y Portugal: productos lácteos y de origen vegetal; aguas y nutrición especializada. Daniel Ordóñez ha desarrollado su carrera en Danone y Unilever, compañías en las que ha ocupado cargos de dirección general, marketing y ventas en más de nueve países, distribuidos entre Europa y América Latina. “Nuestra ambición es liderar la transformación de la industria alimentaria del mañana, situar al cliente y al consumidor en el centro, y responder y superar sus expectativas gracias a marcas innovadoras y de alto valor añadido”, afirma Daniel Ordóñez. “Tenemos como objetivo reconectar con la sociedad y recuperar un crecimiento rentable y sostenible”, explica.

El directivo se ha mostrado agradecido por la oportunidad de asumir este reto profesional. “Tras más de una década en Danone, afronto esta nueva etapa con energía, ambición y responsabilidad. España es un mercado prioritario e icónico, ya que fue precisamente aquí donde se fundó la compañía hace ahora más de 100 años. Nuestro objetivo es dar continuidad a esta trayectoria, en consonancia con esta tradición y la evolución positiva del negocio en el resto de la UE”, destaca Daniel Ordóñez.

La compañía tiene como objetivo reforzar su liderazgo en el proceso de cambio del sector de la alimentación y la hidratación e implementar un modelo altamente competitivo, dinámico y colaborativo. En la Península Ibérica, Danone emplea a más de 2.000 personas y cuenta con oficinas en Barcelona y Lisboa. El tejido productivo de la compañía incluye siete centros, entre fábricas de producción de yogur -una de las cuales también elabora alternativas vegetales- y plantas embotelladoras de agua mineral distribuidas en ocho comunidades autónomas, y que abastecen anualmente a más de 13,5 millones de hogares a través de 360.000 puntos de venta en todo el país.

La apuesta de la compañía por la innovación se refleja en marcas de alto valor añadido como Alpro, Actimel, Activia, Oikos, YoPRO, Almirón o Fortimel, También en la dirección estratégica de su porfolio, que ha incorporado durante los últimos meses 50 innovaciones centradas en áreas de crecimiento como la nutrición especializada para adultos, la alimentación funcional y de alto rendimiento o la salud digestiva, con los probióticos y el kéfir como principales referentes. “La innovación, la capitalización de canales en expansión como el e-commerce, la sostenibilidad o la eficiencia son algunos de los aceleradores de crecimiento para aportar valor a nuestros clientes y consumidores”, añade Ordóñez.