El sector ganadero, contra ‘España 2050’ por atacar a la carne

El sector ganadero-cárnico responde a las alusiones negativas que la Estrategia España 2050 hace sobre el papel de la carne en la dieta y el medioambiente

El sector ganadero-cárnico ha enviado una carta al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en la que muestra su “profunda inquietud” porque la Estrategia España 2050, un proyecto del Ejecutivo “sobre qué país queremos ser dentro de 30 años, incluye “alusiones negativas” hacia la producción ganadera y el consumo de carne. Según la misiva, a la que ha tenido acceso Efeagro, dicha estrategia recoge “datos parciales o inexactos” de los que se extraen “conclusiones desenfocadas” en las que se combinan argumentos medioambientales con apelaciones a la restricción del consumo de carne y productos ganaderos. En concreto, han criticado afirmaciones contenidas en el dossier como que “numerosos estudios señalan que el consumo de carne de la población española es entre dos y cinco veces superior al recomendable” o que “el abandono progresivo de la dieta mediterránea y el incremento del consumo de productos de origen animal es responsable del 80% de las emisiones asociadas a nuestra alimentación”.

Los firmantes, las seis interprofesionales cárnicas del cerdo ibérico, del porcino blanco, del avícola de carne, cunícola, ovino/caprino de carne y vacuno de carne, anexan un informe de situación basado en “fuentes oficiales y de prestigio científico y técnico”. Consideran que ofrecen un panorama “mucho más completo y balanceado” sobre los sectores ganadero-cárnicos y su relevancia social y el papel de la carne en la dieta y en la salud de los ciudadanos. Así, el informe recoge que la carne y los derivados cárnicos, junto con los demás grupos de alimentos y un estilo de vida activo, forman parte “inexcusable” de la dieta mediterránea. Añade que los consumos recomendados de carne roja para una “ingesta segura y saludable” que establecen “las organizaciones internacionales y nacionales de gestión de la salud, como las sociedades científicas españolas”, reflejan un umbral “muy superior” al consumo efectivo de la población española.

En este sentido, desde el sector aportan “evidencias científicas”, que ven “claras”, de que los países con un menor consumo de carne per cápita tienen las tasas de retraso en el crecimiento infantil más altas, según un informe de Agdevola et al. de 2019, o que la Sociedad Europea de Gastroenterología Pediátrica, Hepatología y Nutrición (Espghan) afirma ,en el posicionamiento de su Comité de Nutrición, que “los bebés y niños pequeños no deben recibir una dieta vegana”.

En relación al medioambiente, señalan que la producción ganadera de carne representa “únicamente el 7,8%” del total de emisiones registradas en España, donde el principal emisor es el transporte con el 27%. En todo caso, desde el sector aseguran que están desarrollando nuevas técnicas de producción con un menor impacto ambiental. Asimismo, en la carta al presidente hacen mención al mantenimiento de la ganadería en el medio rural y a la utilización de las superficies de pastos que genera un “amplio abanico de servicios ecosistémicos, entre ellos la prevención de incendios. Finalmente, recuerdan que el sector ganadero cárnico emplea de forma directa a más de medio millón de personas y las industrias cárnicas y el comercio minorista a cerca de 200.000 trabajadores. La industria cárnica supone el 2,2% del PIB español total y el 13,8% del PIB de la rama industrial, con cerca de 3.000 empresas, y una facturación de 27.957 millones de euros.