Radiografía del consumidor cárnico español

El 85% de los españoles consume carne más de dos veces por semana y es que la carne, un alimento que siempre ha estado presente en nuestra dieta, sigue siendo un reclamo a la hora de elegir un plato o una solución culinaria, no solo por su sabor y calidad, también por todo su aporte nutricional y proteico.

Pese a llevar entre nosotros desde los primeros tiempos de nuestra existencia el consumo de carne ha evolucionado y lo sigue haciendo, es por ello por lo que desde Carpisa, coincidiendo con nuestro 35 aniversario, hemos querido conocer las inquietudes del consumidor y las tendencias que están por venir a través del estudio “¿Cómo ha evolucionado el consumo de carne en los últimos 35 años?”

A lo largo de nuestra andadura hemos sido testigo de los cambios en las preferencias del consumidor, ya que, si bien es cierto que la carne continúa siendo el plato estrella para el almuerzo, así lo afirma el 87%, ha habido una evolución en las tendencias en cortes y variedades cárnicas que se ofrecen tanto en el canal de la restauración como en el de retail. El 39% se decanta por los cortes (solomillo, entrecot...), seguido muy de cerca por el 33% que prefiere platos elaborados a base de carne picada (hamburguesas, albóndigas...).

Este aumento de tendencia en la apuesta por la hamburguesa, ha reconvertido este formato en una alternativa gourmet, cuando hasta hace poco era símbolo del fast food, propulsando múltiples variedades y opciones de calidad. Estamos, sin duda, ante un nuevo consumidor, cada vez más exigente y con mayor variedad de opciones disponibles.

Aporte de proteínas y minerales

Entre los atributos de la carne que más valora este nuevo consumidor destacan su versatilidad y jugosidad, unido a su aporte de proteínas y minerales, así lo afirmó el 50% de los españoles. Por otro lado, la apariencia sigue siendo fundamental a la hora de comprarla; buscamos una carne apetecible, que se vea jugosa y con buen color.

Innovación. Nuevas formas de comprar y consumir

Ahora más que nunca es importante seguir muy de cerca las tendencias en consumo, ya que estamos frente a un escenario muy cambiante en el que como consumidores cada vez tenemos menos tiempo para cocinar, sin embargo, no queremos renunciar ni a la calidad ni al sabor, por ello desde Carpisa mantenemos una apuesta continua por la innovación en la que nos esforzamos por seguir detectando tendencias de consumo.

Ejemplo de ello es el alza de los veggies, que de momento parece que ha llegado para quedarse, de hecho, el 33% de los consumidores de carne reconoce haber incorporado en su dieta productos veggies, algo que hace unos años era inimaginable.

Siete de cada diez españoles consumen carne

Fruto de esa escucha permanente hace ya varios años vimos la necesidad de innovar para, sin abandonar nuestro compromiso con el segmento horeca, origen de nuestra actividad y desarrollo, añadir a nuestra estrategia marcas dirigidas al consumidor final a través del canal retail. Actualmente el 72% de los españoles consume más carne en sus hogares que en los restaurantes, y más del 40% considera que hay una mayor oferta de este alimento en el punto de venta, ya sea especializado o de libre servicio.

Como dato significativo, el lanzamiento en 2020 de nuestra Brooklyn Town lista para comer parece haber dado de pleno en la satisfacción de las necesidades y gustos de los consumidores. En tan solo seis meses, hemos logrado vender más de un millón de unidades, dato que demuestra que los consumidores españoles, siendo las empresas innovadoras en formatos de consumo, apuestan por opciones accesibles de las que puedan disponer en su día a día.

Firme compromiso con la calidad

A lo largo de todos estos 35 años, hemos podido demostrar también que la calidad no está reñida con la congelación o la ultracongelación, más bien todo lo contrario. Si siguen el proceso adecuado, la carne ultracongelada cumple con los máximos estándares de calidad y seguridad alimentaria. De hecho, el 70% de los consumidores reconoce congelar la carne de forma habitual y sin ningún temor, lo que supone una alternativa más cómoda al permitir comprar en mayores cantidades y tenerla siempre disponible, con el consiguiente ahorro económico, además de evitar el desperdicio alimentario.

Como todos los sectores, la innovación constante, unido a un firme compromiso con la calidad, son las vías más directas para el crecimiento y la consolidación del liderazgo. Si ofrecemos calidad y practicidad, la respuesta del consumidor es inmediata.

Nadie duda de la importancia de llevar una buena alimentación. Afortunadamente, la sociedad de hoy está cada vez más concienciada con el cuidado de su salud y es de nuevo muy exigente al llenar su cesta de la compra. El consumidor actual prima, por encima de otros factores, la calidad de los productos de alimentación que adquiere para sí y los suyos.

Con la vista puesta en el futuro, en cuanto al desarrollo y evolución del sector, la clave está en seguir ofreciendo productos cada vez más innovadores capaces de superar las expectativas de los consumidores y de satisfacer sus necesidades. Esta ha sido nuestra máxima en nuestra primera etapa durante estos 35 años y esperamos seguir cumpliéndola en los que quedan por venir.