Emcesa refuerza su gama de platos preparados para afrontar la crisis

La empresa de elaborados cárnicos espera seguir creciendo en 2020 gracias a su nueva línea de platos preparados y precocinados, conjugando innovación, imaginación y precio para responder a las necesidades de un consumidor cuyas compras serán más selectivas y que mirará más el bolsillo.

Embutidos del Centro (Emcesa), empresa especializada el productos cárnicos y platos preparados, la mayoría a base de carne, con una producción anual de 8,5 millones de kilos y una facturación de 38 millones de euros en su último ejercicio, espera crecer este año entre un 2% y un 3% con su nueva línea de platos preparados y productos precocinados. Lo dice su director general, Javier Mancebo, quien sostiene que tras la alarma sanitaria y en un mercado que califica de muy complejo, “habrá que desarrollar nuevos productos que den respuesta al escenario de crisis económica que se nos avecina, como siempre ha hecho Emcesa. A corto plazo, prevemos una demanda de productos y formatos más económicos; sin embargo, a medio y a largo plazo estamos convencidos de que volverán a los lineales los productos más sofisticados”.

Mancebo pronostica que “se abre un periodo de austeridad en el que el consumidor mirará con lupa el ticket de la compra, que será más selectiva y responderá más a necesidades que a impulsos o caprichos. Mancebo sabe que la innovación va a ser clave en la era postcovid. “La innovación es algo que ya forma parte de nuestro ADN, independientemente del precio objetivo. No podemos sacar al mercado un producto que no tenga valor añadido. Sabemos que el consumidor, ante dos productos similares, pagará por aquel que le aporte algo más. Por lo tanto, en estos momentos, habrá que conjugar correctamente la innovación, la imaginación y el precio”

En relación a la innovación, el director general de Emcesa comenta: “Estamos desarrollando productos sencillos, pero con un punto de diferenciación, sea en el formato, por ejemplo, con bandejas sostenibles, o en la mejora de las características y comportamiento del producto con respecto al producto de referencia del mercado”. Emcesa, con más 300 referencias -el 95% para el canal de distribución y el resto en el canal horeca-, ha sacado este año una nueva línea de productos para veganos con la marca No Meat. “Estamos convencidos de que la alimentación de dentro de 15 o 20 años no será igual a la que conocemos hoy en día, así que hay que adaptarse a la demandas y tendencias. En carne de laboratorio todavía no hemos entrado, ya que no está desarrollada industrialmente, pero evidentemente llegará su momento”, asegura Mancebo.

Mancebo avanza también que a corto y medio plazo están trabajando en formatos de conveniencia y 5ª gama -calentar y listo-, aunque advierte que “en estos últimos hay todavía un largo camino por recorrer, ya que es un formato poco maduro en nuestro país. Sin embargo, disponemos de varias líneas en el mercado para ir adaptándonos a esta tendencia”. En su opinión, “los platos preparados llevan muchos años intentando hacerse un hueco en la cesta de la compra, pero por el momento, aunque en línea ascendente, su evolución continúa siendo muy diferente con respecto a la de otros países, principalmente por la gran tradición culinaria y oferta gastronómica que tenemos, así como por la calidad de nuestra cocina”. Y concluye: “Evidentemente, falta mucho tiempo para que el precocinado cárnico sustituya al producto fresco, pero llegará el momento en el que su peso en la cesta de la compra sea equiparable al fresco”.

Confianza en el producto local

La innovación que caracteriza a la compañía va acompañada de una clara vocación por los productos locales. “Trabajamos con proveedores nacionales e intentamos trabajar con producto 100% nacional. En Emcesa creemos que hay que dar oportunidades a todos los proveedores de nuestro país, así que contamos con proveedores cárnicos de siete comunidades autónomas, entre las que se encuentra, con un papel destacado, nuestra comunidad: Castilla-La Mancha. Por ejemplo, nuestro proveedor de garbanzos para la elaboración de nuestro cocido es de Toledo, lo cual redunda, por un lado, en la calidad de nuestro producto final, y, por otro en contribuir a mejorar la economía de la región”, relata el director general de la compañía.