Vicky Foods cerró 2019 con unas ventas de 352 millones de euros

La compañía de alimentación Vicky Foods, propietaria de las marcas Dulcesol, Be Plus y Hermanos Juan cerró el ejercicio 2019 con una facturación global de 352 millones de euros, lo que representa un aumento cercano al 5,5% respecto al año anterior y una producción de 155.584 toneladas. Además, durante el año pasado, la empresa realizó inversiones por valor de 36,2 millones de euros, que se destinaron a la inversión en mejoras continuas en los procesos de desarrollo industrial, o la elaboración de proyectos de I+D y de productos con mejor perfil nutricional. El mercado internacional continúo siendo el principal motor de crecimiento de Vicky Foods en 2019, con una facturación cercana a los 65,8 millones de euros, lo que supuso una subida del 14,5% frente el curso 2018. De este modo, de los ingresos obtenidos el año pasado, cerca del 18,7%, se corresponden a las exportaciones: el pan y la pastelería fueron las categorías que más han crecido.

“Durante el 2019 hemos continuado con la estela de crecimiento de años anteriores gracias a los tres pilares fundamentales que sustentan la estrategia de la compañía: la innovación, la diversificación y la internacionalización”, comenta Rafael Juan, consejero delegado de Vicky Foods. El año pasado, la compañía, que cuenta con una cartera de más de 350 productos, puso en marcha su centro de innovación.