Heineken da una segunda vida a los productos derivados de la cerveza

Heineken España refuerza su apuesta por impulsar la economía circular reutilizando productos derivados de la cerveza para abonar el campo y alimentar el ganado. En concreto, la compañía se compromete a que en 2022 sus fábricas de Madrid, Valencia y Sevilla sigan el ejemplo de la de Jaén y sean certificadas como cero residuos, y continuará con su apuesta por el empleo de materiales reciclables, mientras que todos sus envases son actualmente reciclables. Además, la cervecera en 2020 brindó una nueva vida a 178.500 toneladas de productos derivados de la elaboración de cerveza, integrándolos en otras industrias para su reutilización. De esta forma, el bagazo de malta de cebada y la levadura se convierten en pienso para ganado y abono para la agricultura. Además, con el alcohol extraído de la cerveza 0,0 se elaboró vinagre de cerveza para la industria agroalimentaria y gel hidroalcohólico.