Asisa redujo en 2019 un 76% de sus emisiones contaminantes

El Grupo asistencial Asisa ha fortalecido sus compromisos medioambientales aumentando la inversión y adaptando sus instalaciones a criterios sostenibles, logrando así reducir su huella contaminante un 76% durante 2019 y aumentando hasta el 99% el uso de energía eléctrica proveniente de fuentes renovables. Asimismo, ha sustituido el uso de combustibles fósiles en toda su red por otros menos contaminantes, como el gas natural y aumentando un 16% la flota de vehículos eléctricos e híbridos propios. Con todo ello, la compañía estima haber evitado la emisión a la atmósfera de 6.800 toneladas de CO2 durante 2019.

Para este año, Asisa plantea seguir reduciendo su gasto enérgico, al menos, un 5%, y concentrarse en el recorte del consumo de papel en sus instalaciones un 10%.