Un 30% menos de agua para generar electricidad

El proyecto MATChING, formado por un consorcio de seis países y con la italiana Enel al frente, ha logrado encontrar la fórmula para reducir de forma significativa el uso de agua de refrigeración que se requiere en centrales térmicas, nucleares y geotérmicas de forma económicamente asequible.

Sus pruebas con soluciones tecnológicas basadas en la nanotecnología confirman que se pueden ahorrar 30 de cada 100 litros de agua utilizados, normalmente, para generar electricidad.

En Europa, la producción de electricidad es, en la actualidad, la responsable del 45% de todas las extracciones de agua de fuentes naturales. Aun contando con el agua que regresa al medio ambiente, sigue siendo responsable de, al menos, una quinta parte del agua utilizada en el continente.