Luchando contra la pandemia desde las alcantarillas

Aguas de València y el CSIC recogen muestras de aguas residuales para testar, con una herramienta pionera, la posible presencia del coronavirus

La compañía Global Omnium, dependiente de Aguas de Valencia, y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) han desarrollado un sistema capaz de detectar el virus de la Covid-19 en las aguas residuales y de alcantarilla. La herramienta, denominada SARSGo Analytcs, permite detectar el rastro genético (ARN) del coronavirus que se mantiene en el cuerpo de las personas contagiadas por el coronavirus durante, al menos, 20 días. Este ARN es expulsado mediante las heces y otras secreciones, por lo que termina llegando a las redes de saneamiento desde el primer día en el que la persona ha contraído la infección, aunque este ni siquiera tenga síntomas o sepa todavía que está infectado. Este sistema logra, así, monitorizar la pandemia en núcleos de población.

El sistema desarrollado por Gamaser (filial de Global Omnium) permite "monitorizar cómo se está comportando la pandemia en los canales donde vierten zonas de población, y lo que en estos momentos es especialmente relevante: sectorizar y controlar en pequeñas poblaciones o incluso, en barrios de mayor tamaño en las ciudades". Desde que se desató la pandemia, la compañía ha realizado un seguimiento de su evolución y ha puesto toda esta información a disposición de la Generalitat Valenciana.

Esta tecnología puede determinar cuantitativamente el número de unidades genómicas del virus que provoca el Covid-19 presentes por litro de agua y, por tanto, establecer la curva de la epidemia en cada territorio tras hacer un muestreo de datos y analizarlos posteriormente.

Su metodología permitirá anticiparse a algunos de los indicadores al uso y cruzar los datos con otros que recaba el Ministerio de Sanidad para sumar información y hacer una foto más detallada de la progresión o del retroceso de la pandemia, por ahora, en la Comunidad Valenciana.

“Es un concepto muy sencillo: sabemos que podemos encontrar esas trazas en el agua residual, llevamos ya tres años trabajando con el CSIC y ya hemos conseguido el método. Ahora, ya podemos ver aguas arriba qué concentración hay en cada muestra y cómo evoluciona en cada población e incluso en cada barrio”, explica Juan Francisco Maestre, director de Gamaser, el laboratorio de Global Omnium.

El sistema de análisis puede ser útil como método de vigilancia epidemiológica, ya que permitirá, asimismo, detectar de forma temprana los posibles rebrotes. “A través del análisis de las aguas residuales, podemos saber cuál era la situación en el pasado, monitorizar el presente y prever el futuro analizando la evolución de las concentraciones”, confirma Maestre, que añade: “En el momento en el que registremos resultados positivos levantaremos la voz de alarma para que las autoridades sanitarias actúen. La idea es que no se vuelva a dar una situación como la que hemos atravesado”.

Global Omnium colabora con el CSIC desde octubre de 2017, año en que firmaron un acuerdo para la detección de virus infecciosos en aguas residuales y regeneradas y, desde entonces, han adaptado sus metodologías para distintos patógenos.