Las claves de la PAC

Las Comunidades Autonómas obligan al Ministerio a ampliar la negociación del Plan Estratégico Nacional que el Gobierno debe enviar a Bruselas para dar vía libre al paquete de ayudas para el campo, 47.000 millones para el periodo 2023-2027. Éstas son la propuesta del departamento de Luis Planas.

El mes de septiembre u octubre es la nueva fecha en la que se espera que se alcance un acuerdo en la Conferencia Sectorial, tras la negativa del pasado jueves de 10 Comunidades Autónomas a dar su visto bueno a la propuesta presentadas por el Ministerio.

El modelo presentado por Planas establece que los beneficiarios de las ayudas directas deberán cumplir con la condición de agricultor activo, es decir deberá estar afiliado a la Seguridad Social agraria por cuenta propia o cuando una al 25% de sus ingresos totales procedan de la dicha actividad. Una condiciones que no deberán cumplir aquellos que reciban igual o inferior a 5.000 euros.€, se considerarán agricultores activos.

El importe de la ayuda básica a la renta recibido por cada beneficiario, se reducirá progresivamente a partir de la cantidad percibida que supere el importe de 60.000 euros, de acuerdo con los siguientes tramos: el 25% para el tramo comprendido entre 60.000 y 75.000 euros, 50% entre 75.000 y 90.000 y el 85% para el tramo comprendido entre 90.000 y 100.000 euros.

El importe de la ayuda básica a la renta estará limitado a 100.000 euros al año por beneficiario, que podrá descontar los costes salariales. En todo caso, el importe máximo de la ayuda básica a la renta a percibir no podrá superar los 200.000 euros.

El importe por hectárea de la ayuda básica a la renta se diferenciará por regiones. El modelo de regionalización se establecerá a partir de la simplificación del modelo actual, con 50, a un máximo de 20 regiones, en las que se diferenciarán las superficies de pastos permanentes, cultivos herbáceos de secano, cultivos herbáceos de regadío y cultivos permanentes.

La ayuda básica a la renta se concederá a partir de 2023 sobre la base de los derechos individuales de pago que estén asignados a cada beneficiario al finalizar la campaña 2022. El valor nominal de cada derecho de pago convergerá hacia el valor medio de cada una de la regiones establecidas, en cinco etapas iguales, comenzando la primera etapa en 2022, de manera que para las solicitudes de ayuda correspondientes al año 2026, en cada región, los derechos alcancen, al menos, el 85 % del valor medio de la región de que se trate

Se concederá un pago redistributivo consistente en un pago a las primeras hectáreas de cada explotación por un importe que no podrá ser superior al 50% del valor medio regional, hasta un límite igual al valor del pago medio nacional por hectárea de las ayudas directas.

El importe del pago redistributivo aplicable en cada región será igual a un sexto del importe de la ayuda básica a la renta asignado a dicha región. Cuando la beneficiaria sea mujer, el porcentaje del valor medio regional se incrementará en un 5 %.

Se concederá una ayuda complementaria a la ayuda básica a la renta para los beneficiarios que tengan 40 años o menos de edad, consistente en un 100 % del importe correspondiente al valor medio regional de la ayuda básica a la renta, hasta un máximo de 100 hectáreas, durante un período de 5 años. Cuando la beneficiaria sea mujer, el porcentaje se incrementará en un 10 %.

Se concederán pagos específicos denominados ecoesquemas, para los beneficiarios que voluntariamente los soliciten, y que lleven a cabo en la superficie elegible de su explotación, prácticas beneficiosas para el clima y el medio ambiente. Comprenderá prácticas adaptadas a las diferentes tipologías de explotación y destinadas a la preservación y mejora del contenido en carbono orgánico de los suelos, mediante el mantenimiento de pastos y cubiertas en tierras de cultivo; la agroecología, mediante el establecimiento de rotaciones con especies mejorantes y elementos de biodiversidad, como el establecimiento de islas, márgenes de vegetación, incluyendo superficies no productivas en tierras de cultivo; y la agricultura de precisión.